Riu a l’Ebre nació en 2012 de la mano de Juan Franch, un aguilucho lagunero acostumbrado a volar sobre los campos de arroz, y Mª José Vergés, una avefría europea que descubrió el Delta y se enamoró de sus colores, del olor a tierra mojada y a mar, de su gente, su cocina y su paisaje cambiante.

De una época de crisis creció una oportunidad, la de crear un proyecto ecoturista para dar a conocer a los visitantes el Delta del Ebro: su impresionante belleza, sus cambios, su gastronomía, la idiosincrasia de la población y sus costumbres, respetando el entorno y su fragilidad.

Declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO y una de las 100 destinaciones más sostenibles por la International Global Green Destinations, el Delta del Ebro es un tesoro natural con muchas singularidades que seduce al visitante. En este escenario de película, navegamos en kayak, pedaleamos entre arrozales, lagunas y canales mientras los flamencos levantan el vuelo, o cocinamos un arroz, saboreando hasta el último grano. Experiencias únicas que despiertan tus sentidos.

 

Riualebre1