Isla de Buda y Sant Antoni

con No hay comentarios

Conocida como la isla más grande de Cataluña, Buda se conserva salvaje y misteriosa en el último tramo del Delta de l’Ebro, junto con su vecina Sant Antoni. Ambas tienen una reciente formación, Buda se estima que se desarrolló entre 1750 y 1850 pero Sant Antoni es la más joven ya que la mayor parte se ha formado en los últimos 60 años.

Son islas marítimas y fluviales formadas a partir de los sedimentos que bajan por el Ebro, y actualmente están desapareciendo debido a los problemas de regresión. Sant Antoni, tiene 170ha y está situada en el extremo más oriental del Delta, abrazada al mar Mediterráneo y separada de Buda solamente por la gola norte, que era la antigua desembocadura del río antes de su formación.

Buda con 1.092 ha, está rodeada por esa misma gola norte y por la gola de Migjorn al oeste, otra antigua desembocadura que constituye una zona de gran interés ya que sus aguas tranquilas bordean esta preciosa isla y terminan en una playa natural muy próxima a la laguna de l’Alfacada.

Las dos islas forman parte del Parque Natural aunque tienen el acceso restringido, en Buda solo se puede acceder un día al año, concretamente a finales de junio cuando el pueblo de Sant Jaume organiza la romería de Sant Pere.

En lo que a ecosistemas se refiere, Sant Antoni es un importante refugio de muchas especies de aves protegidas sobretodo en épocas pre y post nupciales aunque también en las migraciones. Abarca diferentes hábitats de interés comunitario como por ejemplo lagunas litorales y planos costaneros que a su vez albergan destacadas especies vegetales muy representativas del territorio.

Por otro lado, Buda también destaca por su riquísimo ecosistema, sobretodo en sus grandes lagunas interiores conocidas como “Calaixos”. Podríamos decir que la isla contiene todos los ambientes y paisajes puramente deltaicos tanto en flora como en fauna. Se cultiva arroz con su propia marca personal y está habitada por caballos salvajes procedentes de la región francesa de la Camarga, si sois afortunados podréis verlos pasear libremente por el margen de la gola de Migjorn.

La isla contaba con un importante y majestuoso faro que a día de hoy se encuentra a 4km dentro del mar. Estas dos maravillas naturales se pueden observar desde el mirador más alto del Delta situado en la zona de la desembocadura y conocido popularmente como “El Zigurat”.

Comparteix

Deja un comentario