Kayak en el Ebro

Kayak en el Ebro

con No hay comentarios

El río Ebro, conocido como el más caudaloso de la Península Ibérica, termina sus últimos kilómetros en un paraíso natural al que conocemos como el Delta del Ebro, donde navegar en kayak es un placer para los sentidos.

Se trata de una pequeña pero muy significativa tierra, con forma de punta de flecha que entra 25 km al Mar Mediterráneo, en el que desemboca nuestro principal protagonista, el Ebro.

Al tratarse de un terreno completamente llano y muy salvaje, una de las mejores formas de descubrirlo es haciendo deporte, o bien recorriendo con bicicleta todos sus caminos entre arrozales y rodeando sus lagunas, como también navegando en kayak por el majestuoso Ebro y sus bahías litorales.

El río crea y conserva un peculiar ecosistema durante todo su recorrido por la zona, lo llamamos bosque de ribera y alberga muchas especies autóctonas como álamos, olmos, fresnos, cañas, juncos, lirios, patos, fochas, ruiseñores y garcetas entre muchas otras.

En sus profundas aguas también podemos encontrar diversas especies conocidas como la anguila, angula, barbos y carpas, sin olvidar los pequeños anfibios y reptiles.

Hacer kayak en el Ebro es una excelente manera de entender y disfrutar del territorio y de toda la biodiversidad que lo caracteriza. A parte, mucha de la gente que lo practica considera que el kayak aporta muchos beneficios de salud, tanto física como mental, ya que se trata de una actividad al aire libre que te permite conectar con la naturaleza al mismo tiempo que tu organismo está activo.

Dejar un comentario